Estimula la regeneración facial, logrando así una mayor luminosidad y un incremento en la tersura de la piel.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un concentrado de plaquetas obtenido del plasma del propio paciente que contiene una gran cantidad de proteínas y factores de crecimiento que favorecen la regeneración de los tejidos y el rejuvenecimiento facial.

El tratamiento consiste en la extracción de una pequeña cantidad de sangre del propio paciente, que posteriormente se centrifugará para separar el plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento. A continuación se le aplicará al paciente mediante la técnica de mesoterapia en las zonas a tratar. Rostro, cuello, escote, manos, son las zonas más habituales para este tratamiento.

El Plasma Rico en Plaquetas es idóneo en pieles maduras con signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné. Produce importantes beneficios sobre la piel envejecida, restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y recupera la consistencia elástica.

El número de sesiones necesarias dependerá de las características y necesidades de cada paciente, pero normalmente, se precisan dos o tres sesiones iniciales con un mes de diferencia entre cada una y completándolas con una sesión una de mantenimiento cada 6-12 meses. Los resultados son visibles desde la primera sesión. Aunque, debido al mecanismo de acción de los factores de crecimiento, el efecto será más importante conforme pase el tiempo y el número de aplicaciones.

La doctora, especialista en medicina estética, realiza un diagnóstico riguroso y personalizado, en la primera consulta gratuita, para determinar el tratamiento más adecuado y precisar los cosméticos a aplicar para cada paciente.

En la Clínica Pelfecte ofrecemos tratamientos personalizados para lograr el bienestar físico y un cuerpo saludable. Siempre bajo supervisión de un equipo cualificado y profesional.

SOLICITA TU CONSULTA MÉDICA GRATUITA.