FAQ’S Depilación Láser Alejandrita

Tu piel quedará suave y sin vello desde la primera sesión, ya que en cuanto empieza a salir de nuevo el vello acudirás a la siguiente sesión y volveremos a eliminarlo.

Consideramos finalizado el tratamiento cuando el pelo desaparece en más de un 90%. Lo que queda entonces es vello fino y prácticamente invisible.

Recuerda que los resultados dependen de cada persona. Es importante tener unas expectativas realistas y conocer los resultados potenciales en una consulta médica previa.

En la gran mayoría de las personas el resultado se mantiene a largo plazo, y es la mejor opción para quienes quieren olvidarse de los métodos tradicionales de depilación. Ningún método de depilación con láser o luz pulsada puede considerarse definitivo, pero los efectos del láser Alejandrita son los más prolongados en el tiempo.

Es imprescindible evitar la exposición al sol durante las 2-4 semanas anteriores y 4-6 semanas posteriores a la realización del tratamiento. Se debe usar protector solar total.
Debe evitar la decoloración del vello.

En caso de estar en tratamiento con medicamentos o complementos vitamínicos, consultar con nuestros profesionales.

Para realizar el tratamiento la piel debe estar totalmente limpia, evitar maquillaje, desodorante, cremas y aceites corporales.

En principio son necesarias entre 6-8 sesiones de corporal y 10-12 sesiones de facial, dependiendo del ciclo de crecimiento en el que se encuentre el vello, de su coloración y su dureza.

Será necesario cumplir con los periodos de tiempo indicados entre sesiones, para ello nuestro personal sanitario valorará en cada sesión la potencia aplicada y aconsejará cuando debe realizarse la siguiente sesión.

Todo ello garantiza la efectividad del tratamiento.

El impacto del láser sobre la piel provoca un calentamiento de la zona, la utilización del criogeno además de evitar la molestia, refrigera la piel para evitar este calentamiento de la misma, proporcionando una total seguridad en el tratamiento y favoreciendo la aplicación de energías más altas para una mayor efectividad en los resultados.

Existen diferentes métodos para enfriar la zona a depilar y así evitar quemaduras y disminuir la sensación de molestia: gel, criógeno, aire frío…

El gel es un sistema de frío que se aplica en zonas extensas de la piel antes del uso del láser. Dado que no se aplica a la vez que el láser, es imposible mantener la misma temperatura en el transcurso de la sesión, por lo que disminuye la eficacia del tratamiento.

Nuestro sistema de criógeno que se aplica en el transcurso de la sesión, llega a la piel siempre a la misma temperatura, por lo que se logra una mayor efectividad y control sobre el tratamiento.

Al mismo tiempo que se aplica la pulsación del láser, la piel es refrigerada por una pulverización de criógeno, lo que proporciona un efecto anestésico para disminuir la molestia.
Por lo general este tratamiento no resulta molesto, todo depende del umbral del dolor que tenga cada persona.

No se recomienda el uso de anetésicos tópicos, sólo en caso de ser pautado por nuestros profesionales y bajo sus indicaciones.

El Láser produce un haz de luz altamente concentrado que es absorbido por el pigmento localizado en los folículos pilosos. Esta luz se convierte en energía que se trasmite a través del pelo hasta llegar a la raíz y la destruye sin afectar al tejido del entorno.

El láser es aplicado mediante una pieza de mano que se coloca sobre la zona a tratar. Primero arroja una pulverización refrigerante (criógeno) e inmediatamente después, la pulsación del láser, repitiendo este suave impacto sobre todo el área a tratar. El tamaño del spot (área que cubre cada uno de los disparos del láser) y la energía utilizada será decidida por el profesional que realice el tratamiento dependiendo del tamaño de la zona y caracteristicas de la piel y del vello.

Después de la aplicación del láser, se aplicará un gel hidratante sobre la zona tratada. En Pelfecte todos nuestros productos son de máxima calidad, utilizamos gel ALOE/BABÉ (por ser el único que no contiene alcohol) y fotoprotectores de la casa Isdin. Es normal e incluso deseable, que aparezca un pequeño enrojecimiento y abultamiento sobre la piel que rodea a cada pelo eliminado.Tanto el paciente como el profesional que realice el tratamiento, deberán utilizar unas gafas de seguridad especiales para proteger los ojos de la luz del láser.

Cualquier persona puede utilizar este método de depilación siempre que no padezca ninguna enfermedad cutánea.
Se puede realizar a cualquier edad (menores de edad solicitar información en nuestro centro).

El láser alejandrita detecta los cambios de coloración entre la piel y el vello, por ello, cuanto mayor es el contraste de piel blanca y pelo oscuro el resultado deseado es más satisfactorio.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies