Sentir la adrenalina, escuchar el sonido del mar, disfrutar del aire libre con amigos… El verano es la oportunidad perfecta para practicar deportes acuáticos. Una excelente manera de mantenernos en forma y conectar con la naturaleza.

En nuestro post de hoy os proponemos 3 opciones de deportes acuáticos con los que ¡disfrutaréis como nunca!

Kitesurf

El Kitesurf es pura adrenalina. Perfecto para liberar tensiones y todo el estrés acumulado durante el año. El contacto con el mar y el descargue de adrenalina provocan una agradable sensación de bienestar.

Sus beneficios:
– 

Combina el trabajo aeróbico con la tonificación de extremidades y tronco.
– 

Mejora la circulación sanguínea de las piernas.
– 

Ayuda a moldear la figura, ganar fuerza y resistencia física.
– Mejora la coordinación y equilibrio.
– Combate el estrés.
– Mejora el sistema inmunitario.

Windsurf

El windsurf combina lo mejor de surf con los deportes náuticos de vela, permitiéndote alcanzar mucha más velocidad que con la tabla. ¡Toda una sensación para experimentar!

Además de permitirte el contacto directo con el agua y la naturaleza, si practicas Windsurf con amigos puede resultar una experiencia muy divertida y una buena manera de salir de la rutina.

Sus beneficios:
Es un deporte muy completo que fortalece todas las partes del cuerpo, en especial brazos, piernas y abdominales. Tus abdominales tendrán que trabajar duro para mantener erguida la vela y levantarla cada vez que se caiga al agua. Tus brazos también irán cogiendo tono y forma, y tus piernas y nalgas se irán endureciendo.

Surf

Deslizarse sobre las olas del mar, de pie en una tabla, es una actividad que supone un gran reto personal que consigue que te sientas bien contigo mismo. Además, la capacidad de superación, que requiere este deporte, lo hace totalmente adictivo, ¡el surf engancha desde el minuto uno!

Beneficios:
Fortalece y tonifica la musculatura de todo el cuerpo, ya que, mientras remamos sobre la tabla a la espera de las olas, trabajaremos los músculos de brazos y espalda. También se fortalecerán los glúteos, piernas y abdominales al intentar ponernos de pie y mantener el equilibrio sobre las olas.

Haciendo surf conseguirás un cuerpo absolutamente atlético y libre de grasa. Además de moldear tu cuerpo, conseguirás fuerza, resistencia y agilidad. Al desarrollarse en el agua, este deporte supone un intenso gasto calórico.

Cualquier tipo de ejercicio en el agua es perfecto para combatir la celulitis. Por un lado tonificas y moldeas la zona, y por otro realizas ejercicio aeróbico sin impacto, lo que te permite librarte de la grasa sin deteriorar el tejido.

En casi todos los sitios de veraneo con mar hacen cursos de iniciación a estos deportes. Una escusa perfecta para pasar un rato divertido con los amigos y no estar todo el día tumbados en la arena. ¿Te atreves a probar? ¡Disfruta del verano!