¿Qué es la celulitis?

Es una afección del tejido subcutáneo que afecta a un 99% de las mujeres en diferentes grados. No siempre lleva asociado un exceso de peso, también se observa en personas delgadas. Y aunque es menos habitual, los hombres también pueden padecerla.

La celulitis es considerada un problema estético que modifica contornos y causa molestias a quien la padece.

La celulitis se puede padecer a cualquier edad, pero por factores hormonales es más frecuente durante la edad fertil de la mujer. Normalmente está localizada en piernas, brazos, espalda y/o abdomen.

¿Qué fomenta su aparición?

Los factores más comunes que favorecen su aparición:
– Malos hábitos alimenticios. Dieta poco saludable y desequilibra.
– Vida sedentaria y falta de ejercicio físico.
– Problemas circulatorios.
– Sobrepeso u obesidad.
– Hormonas.
– Medicamentos como algunos anticonceptivos y corticoides.
– Factores sicológicos: el estrés.
– Factores genéticos que predeterminan su formación. Tener antecedentes familiares.

Malos hábitos

La aparición de celulitis, en determinadas zonas de nuestro cuerpo, es un problema muy común entre la mayoría de las mujeres. La genética, problemas de circulación… son factores que influyen en la aparición de la grasa, pero también, el estrés, una mala alimentación y una vida sedentaria son hábitos que pueden convertirse en nuestro peor enemigo.

La mayoría de nuestros hábitos favorecen su aparición y por muchos productos y remedios que utilicemos, nunca llegarán a actuar al 100% porque nosotras mismo lo impedimos.

Las grasas saturadas. Este tipo de grasas se encuentran en la leche entera, en la mantequilla y sobre todo en los embutidos.
La sal. La sal favorece la acumulación de líquidos.
 Además de provocar la deshidratación.
El alcohol favorece la concentración de toxinas difíciles de eliminar.
Azúcares. Sobre todo se debe de evitar la bollería industrial que sin aportar vitaminas ni minerales aporta grasas que se acumulan en todas las partes del cuerpo.
Tabaco: Fumar oxida las células, acumula una gran cantidad toxinas y radicales libres. Igualmente destruye directamente las fibras de colágeno.
Alimentos procesados: Estos alimentos contienen gran número de sustancias no naturales, como conservantes, colorantes y otros aditivos.
Proteínas de origen animal cocinadas: Contienen gran cantidad de toxinas.

Hábitos saludables

DIETA SANA: Incluir en la dieta productos frescos, frutas y verduras, ayuda a eliminar las toxinas ácidas del organismo. Los antioxidantes, es la mejor defensa frente a los radicales libres que causan daño a las células de la piel y contribuyen a la formación de la celulitis. Alimentos antioxidantes: frutos rojos y cítricos.

HIDRATAR Y DRENAR: El agua ayuda a drenar y a eliminar las toxinas. Además mejora el aspecto de nuestra piel. Bebidas: Té verde (potente antioxidante que ayuda a aumentar la energía y mejorar la perdida de peso) o infusiones herbáceas drenantes. Evitar bebidas estimulantes con cafeína.

REEMPLAZAR EN LA DIETA LAS  GRASAS SATURADAS: Por grasas más sanas como el omega 3, el aceite de pescado, las semillas de lino. Estimulan la circulación sanguínea. Si la circulación sanguínea está disminuida no llegan correctamente los nutrientes a estas células y causan un estancamiento, lo que aumenta los problemas de la celulitis.

CAMBIAR LA SAL REFINADA: la sal refinada es extremadamente ácida y altamente deshidratante. Acumula toxinas. Es preferible la sal marina que contienen minerales beneficiosos.

EXFOLIACIONES Y MASAJES: Estimulan el sistema linfático y ayudan a eliminar las toxinas y a estimular la circulación por los canales.

DEPORTE:  Sudar al hacer ejercicio ayuda a eliminar toxinas del organismo y de la piel, mejora la tonicidad de la piel y  la apariencia visual de la celulitis. El ejercicio regular ayuda a aumentar el tono de la piel, a quemar grasas y mejorará la circulación, aumenta el tono muscular también.

CREMAS con cafeína, dan firmeza a la piel. Los peelings, exfoliaciones mejoran la circulación y reducen los signos de la celulitis.

TRATAMIENTOS MÉDICO ESTÉTICOS: Mesoterapia, Radiofrecuencia, Aqualix, Presoterapia. Perfectos para combatir la celulitis, reafirmar la piel y eliminar la flacidez.

Alimentos que ayudan a evitar la celulitis

TÉ VERDE: Actúa como antioxidante. Contiene galato de epigalocatequinas EGCG, mejora la combustión de las grasas y así evita la celulitis. Se puede combinar con otras hierbas que ayuden a movilizar también líquidos, drenar y eliminar toxinas.

ESPÁRRAGOS: Un importante inhibidor del estrés gracias al alto contenido de ácido fólico. Además fortalecen las venas y los capilares lo que normaliza la circulación sanguínea. Actúa igualmente como diurético lo que estimula la circulación y la eliminación de toxinas por el organismo.

FRUTOS ROJOS: Estimulan la producción de fibras de colágeno. Además contienen un alto contenido en antioxidantes que ayudan a liberar la grasa pegada al tejido conectivo.

PIMIENTA DE CAYENA: Restaura el contenido en vitamina B6, fortifica el tejido conectivo. Contiene la Capsaicina, que estimula al metabolismo la combustión de las grasas  y más calorías. Ayuda a aumentar el tono basal hasta el 25%. Mejora la circulación sanguínea, mejorando la eliminación de las toxinas y reduciendo los depósitos de grasas debajo del tejido conectivo. Los productos picantes aumentan la temperatura interna del organismo y esto hace que el organismo queme más rápidamente las calorías.

PLÁTANOS: Son fuente rica en potasio, lo que es de gran ayuda en la reducción de la celulitis. El potasio reduce la retención de agua que es una de las causas de la formación de la celulitis. Ayuda a mejorar el sistema linfático, estimula la circulación de fluidos y limpia el organismo de toxinas e impurezas. Importante vitamina B6 y magnesio.

PIÑA: Rica en potasio, vitamina C y bromelaína, una enzima que estimula la circulación sanguínea, mejora la digestión de las grasas.

PAPAYA:  rica en potasio como los plátanos. Contiene igualmente antioxidantes como el betacaroteno y papaína. Mejora la digestión de las grasas.

CEREALES INTEGRALES: Eliminan las toxinas. Mejoran la circulación sanguínea y la salud del corazón.

AZAFRÁN: Es antiinflamatorio. Es útil en las dietas para adelgazar ya que disminuye la sensación de hambre y estimula la circulación. Mejora el tono muscular.

VINAGRE DE SIDRA: Mejora el fluido de toxinas y evitar la retención de agua. Contienen potasio, magnesio y calcio. Contribuye a reequilibrar la producción de estrógenos.

JENGIBRE: la circulación sanguínea, lo que hace mejorar la apariencia de la celulitis, estimula el sistema linfático y la eliminación de toxinas.

ZUMO DE ARÁNDANOS: Ayuda a limpiar el sistema linfático.

GOTU KOLA: Estimula la elasticidad de la piel junto con  el diente de león, también mejora la circulación.

GINKO BILOBA: Estimula la circulación sanguínea.

SEMILLAS DE LINO: Estimulan la formación de estrógenos lo que hace aumentar los niveles de colágeno mejorando la fuerza del tejido conectivo, lo que puede hacer reducir la apariencia de la celulitis.

EXTRACTO DE CASTAÑO DE INDIAS: Estimula la circulación sanguínea, reducen la inflamación, mejora la fuerza capilar.

CÍTRICOS: Son una importante fuente de vitamina C y de flavonoides, que ayudan  a mejorar la circulación sanguínea y reforzar capilares.